Networking o ver la TV ¿Cuál sería tu elección?

El networking es una actividad cuyo objetivo es ampliar la red de contactos profesionales. Así, se generan oportunidades de negocio…...
11 de marzo de 2022

Nunca me han gustado demasiado los eventos de networking aunque siempre les recomiende a mis asesorados que deben prácticarlos al igual que a las personas que me leéis o seguís en las redes sociales. Esa idea de ir a un evento dónde tengo que persuadir a personas extrañas de que puedo acompañarlos para avanzar en sus trayectorias profesionales nunca ha sido mi salida favorita.

Toda la experiencia de estos años trabajando en comunicación, marketing digital y consultoría de RRHH   creía que me había dado nuevas armas para la socialización de carácter profesional y crear redes profesionales. 

Como por el COVID 19 no se puede acudir a eventos físicos la semana pasada me citaron junto a otros compañeros del sector de RRHH para asistir a un evento online y sin esperarlo me asaltó cierto nerviosismo al verme sola ante el peligro como he hecho tantas veces en los últimos meses e incluso años. Realmente como muchas veces no conocía a nadie ni sabía que alguien más hubiese recibido la llamada para asistir aunque como en otras ocasiones esperaba que hubiese alguna cara conocida y me parecía una buena oportunidad para hacer nuevos contactos.

Me había registrado para asistir al evento con entusiasmo, muy contenta por hacer lo que hago ayudar a los demás en algo tan vital como es su trabajo y sobre todo extender mi red profesional. A medida que se acercaba la hora del evento en mi cabeza resonaban preguntas como ¿Qué pasa si no sé que voy a decir? ¿Y si el resto ya se conocen de antes?

Alguien de mi entorno me llamó pocos minutos antes de coomenzar y lo que le comente fue que me sentía muy incómoda y que  no me apetecía asistir. Me respondio que no tenía ninguna obligación en hacerlo pero aún así me sentía desconcertada ante tu respuesta. Ahora que no me oye o si cuando lo lea sólo quería un poco de solidaridad. Me recordó que yo asistía porque quería no era una obligación ni algo impuesto que yo misma había hecho la elección por razones egoístas ¿Por qué me estaba lamentando tanto parecía una mártir?

Como por el COVID 19 no se puede acudir a eventos físicos la semana pasada me citaron junto a otros compañeros del sector de RRHH para asistir a un evento online y sin esperarlo me asaltó cierto nerviosismo al verme sola ante el peligro como he hecho tantas veces en los últimos meses e incluso años. Realmente como muchas veces no conocía a nadie ni sabía que alguien más hubiese recibido la llamada para asistir aunque como en otras ocasiones esperaba que hubiese alguna cara conocida y me parecía una buena oportunidad para hacer nuevos contactos.

Me había registrado para asistir al evento con entusiasmo, muy contenta por hacer lo que hago ayudar a los demás en algo tan vital como es su trabajo y sobre todo extender mi red profesional. A medida que se acercaba la hora del evento en mi cabeza resonaban preguntas como ¿Qué pasa si no sé que voy a decir? ¿Y si el resto ya se conocen de antes?

Alguien de mi entorno me llamó pocos minutos antes de coomenzar y lo que le comente fue que me sentía muy incómoda y que  no me apetecía asistir. Me respondio que no tenía ninguna obligación en hacerlo pero aún así me sentía desconcertada ante tu respuesta. Ahora que no me oye o si cuando lo lea sólo quería un poco de solidaridad. Me recordó que yo asistía porque quería no era una obligación ni algo impuesto que yo misma había hecho la elección por razones egoístas ¿Por qué me estaba lamentando tanto parecía una mártir?

Puedes hablar con tu jefe de forma honesta y decirle que quieres buscar un nuevo trabajo, puedes pedirle consejo a un amigo o quejarnos con nuestros compañeros. 

Como consultora de carrera no es mi trabajo decirte aquí cuál sería la mejor opción para ti,  con este post pretendo decirte que siempre hay más opciones de las que inicialmente pensaste o te diste cuenta que había o tenías. Yo en referencia al evento de networking tenía dos posibilidades claras: yo había decidido inscribirme y asistir o bien podría haberme sentado en el sofá a ver al tele. 

También podría haber pensado en los riesgos de asistir incomodidad social, conversaciones dificiles o podría concentrarem en las oportunidades potenciales de asistir ampliar mi red de contactos, mayor confianza en mi misma etc. 

Resulta que finalmente asistí y no me arrepiento de haberlo hecho. Hubo momentos incómodos pero me sentí satisfecha de haberlo hecho. Y la tele me seguía esperando cuando termino además del sofá.

¿De qué circunstancias te has quejado últimamente a las que podrías haber contestado de forma diferente?

Escrito por Begoña Viña

CCO/HR Consultant

Comparte tus comentarios. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cómo construir tu marca personal.

Cómo construir tu marca personal.

Tu marca personal debe ser visible, disponible y destacar para tu carrera profesional y hacia dónde quieras dirigir tu camino a continuación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies